¿Que no harías por tu hija o hijo?

Qué no seríamos capaces de hacer por un hijo o por un ser querido. Después de años de experiencias de todo tipo durante mi vida he llegado a muchas conclusiones, una de ellas es que nuestro HERMANO MAYOR JESÚS nos dejó muchas enseñanzas y una de ellas fue el amor incondicional.

Para ello nos dejó este bello manual donde recordaremos lo que realmente existe. Dejaremos atrás creencias que no nos han dejado nada más que dolor, sufrimiento y resentimientos. Estos los podemos desaparecer dejando de emitir juicios, el curso nos habla de la SEPARACIÓN la cual es corregida por la UNICIDAD.

Hermano y hermana lector, gracias por estar aquí, el tiempo de converger llegó para ustedes y para mi, sanemos juntos, ya que sabemos esto o más bien recordamos esto ahora llevemoslo a la práctica con ACCIONES, de nada nos sirve si no lo ponemos en práctica. Somos capaces de hacer lo que sea por un hijo o por un ser querido pero por qué no hacerlo por cualquier ser? La respuesta está en tu corazón, escucharlo y después utiliza tu cuerpo para llevar a cabo nuestra misión. MI ÚNICA FUNCIÓN ES LA QUE DIOS ME DIO (lección 65 UCDM).

Alberto

Los bendigo desde el Señor Dios de mi ser al Señor Dios de su ser.