¿Cómo podemos mantener la alegría de forma práctica en nuestra rutina diaria?

Por: MASB

La semana pasada compartí mis reflexiones sobre la alegría. Ahora me gustaría expresarles, cómo podemos mantener la alegría de forma práctica en nuestra rutina diaria. Un buen hábito que podríamos adoptar es salir de nuestra zona de confort y ayudar a alguien.
Cómo es eso? – Ustedes se preguntaran, salir de mi zona de confort es NO estar alegre – al contrario estar confortable me causa alegría.
Aquí hay un detalle importante amigo lector, el confort nos vuelve pasivos, por qué no nos permite seguir luchando por lo que queremos o aspiramos porque ya lo tenemos; el efecto de perderlo por causa ajena a nosotros, nos hace que reaccionemos a veces hasta de forma violenta.


Ahora bien si nosotros buscamos salir de la zona de confort, esto genera una energía de cambio. Sabemos que la energía sólo se transforma, pues bien, si nosotros decidimos ayudar a alguien a pesar de que en ello vaya una resistencia de nuestra parte porque perdemos nuestra zona de confort, pero lo hacemos, entonces, estamos dejando que la energía fluya y se transforme en bienestar y alegría.
Algo muy importante, con lo que debemos de tener mucho cuidado, es no tener una agenda cuando ayudamos o compartimos. No es bueno porque entonces carece de propósito y esa energía no puede revelar luz en nuestras vidas.
Por tanto, es aquí donde los momentos más grandes y fuertes de alegría se dan, cuando compartimos con los demás y estamos conscientes de que tenemos el propósito y el sentido de formar parte de un bien mayor.
Demos amor incondicional y compartamos aunque duela, te aseguro que todo esto tiene un propósito, que es la revelación de mayor luz en tu vida.