¡Ten miedo!

Hace menos de 3 meses, el día de mi cumpleaños escribe algo por el estilo: 

La vida: 

  1. Besar al amor de tu vida bajo la luna: 🆗
  2. Caminar por la noche en la playa: 🆗
  3. Desvelarte para ver las estrellas: 🆗
  4. Amar y ser amado: 🆗
  5. Creer en algo fielmente: 🆗

Hoy después de ese día inspirador, se me olvido agregar algo a la lista, parece cliché pero es importante: Disfrutar el día y vívelo intensamente. 

Mi lista estaba inspirada en aquellas cosas que había hecho recientemente, pero en realidad lo escribí en un día “Normal” pero qué hubiera pasado si ese día normal lo hubiese hecho “Extraordinario” que podría pasar si cada día lo hago “Extraordinario” seguramente la lista hubiera sido más larga, no de vivencias pasadas o de otros mejores años, sino del hoy. De aquel día. 

Lo digo porque un día pasa todo se rompe, todo se cae. A quién amas, ya no lo haces. Aquello que te encantaba lo dejaste de admirar. Lo que habías tenido por cierto ya no lo es, por eso es importante que puedas valorar tu día, tu hoy, tu ahora. Vivir en el presente, sembrando y cultivando para ti. 

Un día esto acabará, se que da miedo que te lo recuerde pero es importante que lo entendamos y que lo disfrutemos. Da montón de miedo, pero si algo he aprendido es que el miedo es super poderoso, te ayuda a desafiar límites que no tenias, que te hace ser más fuerte y que eventualmente te convierte en mejor persona. 

Hoy tengo miedo de muchas cosas: de volver a amar, de no disfrutar el día, de pasar días «Normales», de retarme a mí mismo, de sentir algo que no se a donde llegará, de escribir, de emprender, de pasar tiempo muerto, de no cuidar mi salud, de fracasar, de no estar a la altura, de volver a caer en adicciones, de romper mis límites morales, de fallarme a mí mismo, aunque pareciera un poco tonto también me dan miedo las palomas y otras tantas cosas vanales. 

Enlistar mis miedos, es un ejercicio poderoso, nunca lo había hecho. Pero si acepto que tengo miedo a estas cosas, es un buen comienzo para poner atención y romper esos miedos. Así que hoy, te pido algo: ¡Ten miedo!