¿Qué relación tienes con tu trabajo?

Después de una semana larga de trabajo, además de muchas horas extras, el viernes por la noche,  por si fuera poco, te avisan que te van a bajar el sueldo por que la función por la que fuiste contratado no se necesita más pero quieren que te quedes en otro espacio. Obviamente con menor salario y el mismo grado de implicación.

Este aviso me ha hecho valorar y preguntarme ¿Cuál es mi relación con el trabajo? Tengo tendencias adictivas, por lo que todo lo que sea en grandes cantidades para mi es muy satisfactorio. Trabajo, ejercicio, sexo (menos del que quisiera), comida, entre otros pequeños placeres como no dejar de leer hasta terminar el libro, o simplemente conseguir el objetivo planteado en la empresa.

Cuando me pregunto ¿Cuál es mi relación con el trabajo? Hablo del trabajo como si ese trabajo fuera un ente con alma, y me olvido que todas las empresas son S.L. ya lo decía mi madre (Sin Alma) más allá de la acepción jurídica antes de que los abogansters, me fulminen.

Si ese “Trabajo” en muchas ocasiones se vuelve mi mayor relación, porque con el huyo de muchas cosas de la realidad, que no me gusta afrontar, como que tienes obligaciones en casa, o que simplemente tienes que plantear tu vida además de todas las preguntas perenes que son imporantes y las cenas en casa.

Regresemos al tema, sí tuviéramos una relación de amor-odio-pareja sería como aquella novia obsesiva que te llama 48 veces en 20 minutos sólo para decirte que va a llegar en 5 minutos que estés listo, así es mi relación con el trabajo, me encanta, me exige mucho, sé que no es lo mejor para mí, pero me gusta y sé que me tengo que esforzar para llegar a dónde, a fin de mes. 

Planteando más a detalle mi relación con el trabajo, tengo que entender 2 cosas trascendentes, aunque suene a frase trillada, la primera es: Trabajo para vivir, no vivo para trabajar.
Este primer concepto me fastidia bastante, por que no lo aplico a mi vida personal, en realidad últimamente vivo para trabajar, y llegando a casa lo único que comento en casa es sobre el trabajo y si llego a salir por ahí también hablo del trabajo. Así que por favor si te encuentras en una situación parecida: SAL A TU HORA DEL TRABAJO. 

El segundo concepto que tengo que plantearme es la relación tiempo-dinero que me plantea el trabajo, es decir el nivel de stress que tengo además del nivel de frustración o satisfacción, es directamente proporcional a mis ingresos ecónomicos. ¡PUM!
¿Cómo puedo calcular cuantos € valen mis corajes?
¿Cuánto puede valer no llegar a tiempo a los compromisos familiares?

Espero que al menos te haya  hecho pensar en que relación tienes con tu trabajo y que valores tu vida desde otra perspectiva. ¡La creatividad te liberará! Siempre.

Para cerrar este pequeño deshago del trabajo, te dejo un artículo de gente que si escribe bien sobre cual es tu relación con el trabajo: http://forbes.es/business/43979/que-tipo-de-relacion-tienes-con-tu-trabajo/